sábado, 21 de noviembre de 2009

Aníbal contra Roma

Anibal era un líder cartaginés que pasó a la historia por llegar con su ejercitó hasta Roma desde su ciudad natal

Durante la segunda guerra púnica, en la primavera del año 218 a.C, Aníbal elaboró una estrategia para seguir arrebantando territorios a Roma tras conquistar Hispania. Para lograr su objetivo, decidió cruzar los Alpes con todo su ejército para trasladar la lucha a territorio italiano.

La travesía de los Alpes, que comenzó a finales del verano, fue extremadamente complicada, teniendo en cuenta que se trataba de un ejército completo, con material, 90.000 soldados de infantería, 10.000 caballos, tropas auxiliares y unos cuarenta elefantes de guerra, fue toda una hazaña el cruzar los Alpes y resistir las bajas temperaturas de la gran cordillera.

Durante el otoño del año 218 a.C, Aníbal y su ejército llegaron a Italia y el pánico se apoderó de Roma. En el primer enfrentamiento, los cartagineses mostraron pronto su superioridad y los romanos se vieron obligados a huir.

Continuaron avanzando hacía el sur y saquearon la región de Etruria. Los romanos, llenos de ira, enviaron un gran ejército para contrarrestarlos aunque la victoria de esta batalla fue de nuevo para Aníbal.


El 2 de agosto del año 216 a.C., los romanos finalmente reunieron un extraordinario ejército de más de 80.000 hombres. Mediante una técnica elaboradísima, los cartaginenses aniquilaron al adversario en cuestión de horas: Fue el desastre militar más grande de Roma.

Roma no se dio por vencida, rehizo su ejército e incorporó un general de gran talento, Publio Cornelio Escipión, más conocido como Escipión de África. Éste había luchado en primera línea de batalla en diversas batallas contra Aníbal y había estudiado sus estratagemas.

Esta nueva estrategia de los romanos hizo retroceder a Anibal y les permitió recuperar primeramente Hispania y luego expandirse hasta conquistar Cartago Nova donde los romanos se ensañaron con la ciudad reduciéndola a escombros.

Una vez finalizada la segunda guerra púnica, Aníbal huyó de Cartago para refugiarse en Siria y después en el Asia Menor. Finalmente, en el año 183 aC, no pudo seguir huyendo: Se suicidó el único hombre que amenazó a Roma.

2 comentarios:

  1. Que bonitas las historias que se cuentan en este blog.

    ResponderEliminar
  2. Está todo muy bien!! Ánimo y sigue así!!

    ResponderEliminar